Manchas

Existen muchos tipos de discromías en la piel del ser humano. La mayoría de ellas son hiper-pigmentaciones, es decir áreas donde hay más melanina (el pigmento natural de la piel) de la que corresponde en ese lugar, dando lugar a lo que se conoce comúnmente como «mancha». Sin embargo el tratamiento de cualquier mancha requiere un diagnóstico preciso para poder aplicar el tratamiento que brinde mejores resultados.

Léntigos

Los léntigos solares o actínicos son manchas planas de color marrón o café en la piel. Aparecen frecuentemente en el rostro como consecuencia de la exposición solar y son  más comunes en personas de piel clara. Tiene un tamaño de pocos milímetros hasta más de un centímetro. Casi siempre son inofensivas y su tratamiento es netamente estético. Responden bien al tratamiento con láser o luz de banda ancha y como en todas las manchas el principal cuidado post-tratamiento es portegerse del sol.

lentigo facial
manchas manos

Manchas en las Manos

Las manchas en las manos casi siempre son léntigos solares que se ubican en el dorso de las mismas a consecuencia de una elevada exposición a la radiación solar. Los rayos UV alteran la producción normal de melanina por parte de los melanocitos y se producen pequeñas manchas que suelen ir aumentando con los años y que casi siempre son de carácter benigno. Suelen tener desde unos pocos milímetros hasta más de un centímetro. Responden muy bien a diferentes opciones terapéuticas (luz de banda ancha, pico-láser, peelings, etc.)

Melasma o Paño

El melasma, cloasma o paño es una pigmentaación muy común de las mujeres en edad fértil, especialmente entre los 30 a los 50 años. Característicamente tienen una distribución simétrica en la cara siendo la forma de «alas de mariposa» una de sus distribuciones más frecuentas. Dependiendo de su severidad, suele estar presente en las mejillas, nariz, frente, zona de bigote y mentón.. Tiene un origen multifactorial, siendo la radiación solar y los desbalances hormonales las causas princiaples.

Por su fondo hormonal, es más difícill de tratar que otras manchas, pues suele ser de carácter recurrente y recidivantes, sin embargo muchos pacientes responden muy bien a los tratamientos combinados, en los que se logran mejorías de en torno al 75 u 80%. Una vez realizada alguna de las fototerapias indicadas, el melasma o paño requiere una fase de mantenimiento con cremas despigmentantes y con protección solar rigurosa. Se insiste en que los protectores minerales son siempre más recomendados que los químicos.

melasma
pecas o efelides

Pecas o Efélides

Las pecas o efélides son manchas pequeñas que tienen un componete genetíco. Su distribucióin habitual es en toda la cara, aunque se suelen acentuar en la zonal malar (pómulos) por efecto del sol. Son manchas que responden bien al tratamiento con luz de banda ancha y por no tener un componente hormonal tienen una baja recurrencia.

El tratamiento tarda aproximadamente una hora y se puede realizar vida totalmente normal desde el día siguiente. La protección solar en los primeras semanas luego del tratamiento debe ser rigurosa. Se recomienda usar protección solar de por vida.

Hiper-pigmentación post-inflamatoria (HPI)

Las hiper-pigmentaciones post-inflamatorias son manchas, que, como su nombre lo indica, se producen luego de que en una zona de la piel haya existido una lesión con componente inflamatorio (lesión de acné, picadura de insecto, rasguño, cicatriz, etc). Aunque son un problema netamente estético, pueden representar un problema para los pacientes pues algunas se van solan luego de varios meses pero otras se pueden quedar permanentemente. Además de la melanina propia de cualquier mancha pueden tener un componente de hemosiderina que las vuelve más difíciles de tratar.

Hay varias maneras de abordar estas manchas (peelings, cremas tópicas), pero el pico-láser suele ser una de las que mejor resultado brinda, por lo que es una de nuestras opciones terapéuticas preferidas. En cualqueir caso es necesario evaluar a la persona para determinar lo más conveniente para su caso en concreto. Existe otro tipo de mancha post-inflamatoria, más propia de pieles más claras. Se llama eritema post-inflamatorio (EPI) y es básicamente una mancha rojiza pequeña que queda en las zonas donde hubo una espinilla o picadura de insecto, en las pieles con fototipos claros.

manchas de acné

Deseas obtener más información contáctanos por whatsapp