Eliminación de Lunares y Fibromas

Los tumores en la piel son masas (de diferente tamaño) de tejido anormal que crecen sin guardar relación con el tejido circundante. Prácticamente todas las personas tienen uno o varios de estos en su cuerpo. Se los llama de diferentes maneras y existen distintos tipos. Los lunares (o nevos) y los fibromas son los más comunes y los que más solicitan los pacientes que sean retirados.

Existen varios tipos de lunares y fibromas y hay varias maneras de eliminarlos. Los lunares (o nevos) son  causados por el crecimiento en grupo de células pigmentadas. Pueden ser planos o elevados. La mayoría de personas tiene varios en su piel, que se suelen desarrollar antes de nacer, en la infancia o en la adolescencia. Por su parte, los fibromas son formaciones benignas que se originan en el tejido fibroso. Son  más comunes en personas obesas, pero pueden aparecer en cualquier persona.

Si bien la línea divisoria entre tumores benigos o tumores malignos no es totalmente clara, hay maneras clínicas de ir distinguiendo entre ellos. La gran mayoría de lunares son benignos. La regla ABCDE es un método clínico sencillo de valoración dermatologica que permite ver la posible malignidad de un lunar o nevo. Las cinco letras representan lo siguiente y sus respuestas afirmativas aumentan la probabilidad de malignidad:

  • A: ¿Asimetría en la forma?
  • B: ¿Bordes irregulares?
  • C: ¿Cambios de color?
  • D: ¿Diámetro mayor a 6 milímetros?
  • E: ¿Evolución del lunar? (¿Ha ido creciendo recientemente?)
Cuando una o más respuestas a estas preguntas son afirmativas se debe considerar la posibilidad de una biopsia para ser analizada en un laboratorio histo-patológico. Antes de llegar a esto, también existe la posibilidad de realizar un análisis detallado con un dermatoscopio. El dermatoscopio permite observar con mayor precisión y aumento las estructuras internas de los lunares y de esta manera ayudar a dilucidar si el tumor puede ser propenso a producir una malignidad sin necesidad de realizar una biopsia.

Eliminación de Lunares o Nevos

Los lunares o nevos pueden ser de varios tipos. Muchos son de nacimiento y lo normal es que contengan una elevada concentración de melanina localizada en nevocitos que se suelen localizar en la unión entre la dermis y la epidermis. No siempre, pero a veces pueden presentar protuberancia de uno o más milímetros, en cuyo caso se pueden confundir fácilmente con fibromas.

La queratosis seborreica (o verruga senil) es otro tipo de tumor benigno, muy común en los adultos en general, pero aún más común en el adulto mayor, pues su frecuencia se incrementa con la edad.

También existen «nevos rubí», de color rojo (sin melanina), que son formaciones vasculares benignas, características de la zona del tronco de personas con pieles claras. Una vez analizados clínicamente para una potencial malignidad la mayoría de lunares se pueden eliminar sin problema.

Hay varias técnicas para eliminar los lunares. Sin embargo, por su precisión y limpieza, en en Centro Estético Dermasolutions preferimos retirarlos con láser de CO2 (ya sea en modo fraccionado o total). Esto permite una recuperación inmediata, sin tiempo de baja, siguiendo el protocolo post-tratamiento. La gran mayoría de lunares (nevos) y fibromas responde muy bien al tratamiento con láser de CO2.

lunares o fibromas

Deseas obtener más información contáctanos por whatsapp